A menudo, las personas esperan que un divorcio separe totalmente los lazos que existen entre dos personas. Sin embargo, esto no siempre sucede, especialmente cuando dos personas tienen un hijo. Mientras que algunas personas con mala gana aceptan el hecho de que continúan vinculados a través de su hijo, otros quieren seguir siendo una familia.

Parece que cada vez más, estamos viendo más gente en la última situación. Las partes desean poner fin a su matrimonio pero también desean mantener algo parecido a una familia intacta. Si esto es algo que usted desea hacer, aquí hay algunos consejos de cómo lograrlo.

  1. Mantener el divorcio civil. Esto significa resolver problemas fuera de corte y priorizar soluciones justas que todos estén contentos con. Peleando por la propiedad, las logísticas de custodia o la manutención puede poner tensión increíble en los padres e hijos. Esto hará menos probable que todos se la lleven bien una vez que el proceso legal termine. Y mientras que todavía puede surgir el conflicto, las partes deben centrarse en resolver disputas respetuosamente y de forma amigable.
  2. Poner a los niños primero. Dejando a un lado sus diferencias e historial marital con el otro parte puede ser un desafío. Sin embargo, cuando ambos se comprometen a hacer lo que es mejor para el niño, puede ser más fácil tomar decisiones juntas y permanecer unidos como padres.
  3. Fijar expectativas claras y pautas. Dicen que buenas cercas hacen buenos vecinos. También se puede tomar un enfoque similar con la custodia de los hijos. Establecer pautas, teniendo un plan de custodia clara y respetarse uno a otro puede hacer mucho más fácil evitar conflictos.
  4. No espere perfección. Habrá desafíos y ajustes cuando los padres comparten la custodia de un hijo después del divorcio. Y esto deja mucho espacio para errores y lecciones difíciles. Prepararse para esto; aprenda de una experiencia, en vez de permitir que el arreglo se desbarate completamente. Sea paciente y mantenga la comunicación abierta con el fin de hacer ajustes o aclaraciones.

La custodia de los hijos compartida después del divorcio puede ser un desafío. Sin embargo, si están comprometidos a mantener estas sugerencias en mente, podría hacerse un poco más fácil.