Las personas evitan a menudo conversaciones sobre acuerdos prenupciales porque se siente poco romántico hablar sobre la posibilidad de divorcio antes de casarse. En estos casos, la recomendación es tratar de dejar las emociones y creencias personales sobre el matrimonio fuera de la conversación prenupcial. En cambio, las parejas deben centrarse en la lógica.

Sin embargo, un beneficio puede existir en tomar una alternativa cuando se habla de acuerdos prenupciales. Como un reciente artículo nota, las parejas más jóvenes están aceptando los aspectos emocionales del matrimonio y el divorcio. En vez de dejar al lado las emociones, parejas jóvenes utilizan el acuerdo para protegerlos.

La inversión emocional del matrimonio

El autor del artículo dice que ella utiliza su acuerdo prenupcial para proteger lo que ella llama la “inversión emocional” del matrimonio. En su acuerdo, ella y su futuro marido acordaron someterse a consejería antes de divorciarse. Más específicamente, si estuvieran en el punto de considerar el divorcio, acordaron asistir a una sesión de asesoría para cada año de matrimonio que habían cumplido.

Por supuesto, la mayoría de la gente utilizará un acuerdo prenupcial para proteger sus bienes físicos y sus inversiones. Pero este enfoque muestra que gente valora mucho más que su propiedad cuando se trata de poner fin a las relaciones.

Ser realista y emocional

También es importante notar, que las parejas jóvenes son más realistas sobre la posibilidad del divorcio. En lugar de asumir que nunca va a pasar porque prometieron permanecer casados para siempre, parejas milenarias (y jóvenes) a menudo reconocen que los matrimonios pueden terminar por razones que ellos posiblemente no pueden predecir. Y cada vez más, las parejas no tienen las mismas presiones culturales o religiosas de permanecer en un matrimonio infeliz que puedan haber tenido las generaciones anteriores.

Además, porque muchas personas son hijos del divorcio, tienen conocimiento personal sobre el impacto emocional del divorcio en los niños. Por lo tanto, puede ver la importancia de evitar los conflictos innecesarios y llegando a acuerdos de paz, las cuales son metas que puede alcanzar un prenup.

Si usted toma un enfoque emocional o estrictamente lógico a este contrato, hablando de un prenup puede ser crucial. Cada persona tiene su propia perspectiva y objetivos, y la conversación y el acuerdo deben ajustarse con su situación específica.