Durante el proceso de divorcio, las partes a menudo divulgan información confidencial relacionada con asuntos financieros, mala conducta marital y hasta denuncias penales. Para algunas personas en el proceso de divorcio dejar estos datos en privado es una prioridad. Mantener privacidad en California es a menudo imposible porque registros de divorcio son públicos a menos que la confidencialidad sea requerida por la ley. Como los registros son públicos, cualquier persona del público puede tener acceso a ellos por cualquier motivo.

Registros que son privados

En casos que involucran a niños, algunos registros, como recomendaciones sobre custodia o visitas o evaluaciones psicológicas de un niño son confidenciales por ley y sólo son accesibles a las personas especificadas. Si la ley no requiere que el registro sea confidencial, el registro es radicado como público excepto cuando es sellado por la corte.

Sellar el registro de divorcio

Un registro sellado es un registro que por orden de la corte no está abierto a inspección por el público. Sellar expedientes de divorcio en California es muy difícil. Un tribunal puede ordenar que un registro sea archivado bajo sello sólo cuando existe un interés preponderante que se sobrepone al derecho del acceso público al registro. La corte no permitirá que un registro este bajo sello basado únicamente en el acuerdo o estipulación de las partes. Incluso, si la corte ordena sellar un registro, un partido, un miembro del público o la corte bajo su propio movimiento legal, puede moverse a hacer el registro público de nuevo.

El motivo qué la corte rara vez sella registros

Estados valoran la libertad de la prensa que está legalmente protegida por la primera enmienda de la Constitución de los Estados Unidos. Estados desean que su sistema judicial este abierto para que los ciudadanos puedan responsabilizar a sus vecinos y los tribunales.

Soluciones para mantener su divorcio privado

Hay otras maneras de proteger su privacidad durante un divorcio en California. Incluyendo, mantenerse fuera de la corte y resolver asuntos a través de la mediación o colaboración práctica. Otras opciones dignas de consideración son abstenerse de compartir información sobre el divorcio en los medios sociales y firmar un acuerdo de no divulgación.

Si la confidencialidad y la privacidad son importantes para usted, entonces usted puede hablar con un abogado acerca de los métodos que puede seguir para proteger la información sensible.