Cuando piensas en el divorcio, ¿piensas en un tribunal? ¿Un juez tomando todas las decisiones sobre cómo dividir tu vida? ¿Abogados argumentando en la sala del tribunal?

          ¿Y si hubiera otra opción?   

El divorcio no tiene que ser un espectáculo público en un tribunal. En el divorcio colaborativo, usted y su cónyuge trabajan con un equipo de profesionales para ayudarle a resolver sus problemas en una sala de conferencias en lugar de en una sala de audiencias.

       ¿Qué será un registro público en el divorcio colaborativo comparado al tradicional?

En un divorcio litigado tradicional, el registro público puede incluir lo que su cónyuge ponga en sus declaraciones. Eso puede incluir un problema de alcohol, infidelidades, lo que sea. La sala del tribunal también está abierta a cualquier persona fuera de la calle durante el juicio o audiencias de ley y moción.

Con el divorcio colaborativo puedes evitar hacer de cada faceta de tu vida un registro público. Usted trabaja junto con un equipo de profesionales para discutir temas de división de propiedad, manutención y tiempo de crianza. Y usted puede decidir con la otra parte cómo redactar el acuerdo de liquidación matrimonial para preservar su privacidad.

         ¿Qué pasa con la confidencialidad durante el proceso de colaboración?

En el proceso de colaboración usted tiene el beneficio de su propio abogado personal y entrenador de divorcio, en quien puede confiar. Esto le permite la privacidad para discutir sus preocupaciones personales durante el proceso de divorcio de una manera que la mediación con un solo abogado no lo haría. Además, su entrenador de divorcio puede ayudarlo a manejar su bienestar emocional y puede pedir un descanso en las reuniones cuando lo necesite. Es mucho menos probable que un tribunal pueda acomodar los descansos emocionales.

       ¿Y la privacidad de los niños?

Al determinar la custodia y manutención de los hijos a menudo hay información sensible sobre los niños y sus padres. En un divorcio tradicional, es posible que vea mociones solicitando órdenes temporales que luego se discuten en un tribunal abierto. Los niños mayores pueden presentarse a la corte para hablar sobre su posición sobre el tema de la custodia. Por el contrario, el divorcio colaborativo incluye especialistas en niños que se reunirán con sus hijos para discutir sus sentimientos fuera del tribunal.

Para muchas familias mantener la privacidad durante el proceso de divorcio es una prioridad. El divorcio colaborativo ofrece la oportunidad de reestructurar a su familia en una serie de reuniones fuera de la sala pública.