Cuando las cosas ya no están funcionando en el matrimonio, o los cónyuges enfrentan diferencias irreconciliables, pueden empezar a pensar en divorciarse.

Sin embargo, muchos cónyuges admiten que tienen miedo de buscar un divorcio. Hay varias razones para este miedo. Lo siguiente es algunas de las razones más comunes.

  1. Se preocupan por el efecto que un divorcio tendrá en sus hijos

Es cierto que un divorcio afectará a los niños  en diferentes maneras. Dependiendo de su edad, podrían sentirse tristes o confundidos, o incluso podrían rebelarse contra sus padres mientras procesan sus emociones. Esto lleva a muchos padres a creer que es mejor si permanecen juntos para sus hijos. Sin embargo, eso no siempre soluciona la situación. The Huffington Post publicó un artículo donde los niños, ahora adultos, contaron las historias de sus padres que permanecieron juntos para ellos. Recordaron hogares tensos y la confusión cuando sus padres se divorciaron después de ser adultos. Esencialmente, permanecer en un matrimonio infeliz podría causar tanto estrés en la familia como un divorcio. Aún más importante, la mayoría de los niños de un divorcio se convierten en adultos emocionalmente sanos y felices, aun si sus padres se divorcian.

  1. Esta relación es familiar, y el divorcio traerá cambio

A menudo, el matrimonio es el resultado de una relación larga. Es algo familiar, incluso si la relación ya no es lo que solía ser.

Y muchas personas temen el cambio, o lo desconocido. Conseguir un divorcio es de hecho un gran cambio de vida que puede hacer que el futuro parezca incierto. A pesar de las incertidumbres, el divorcio puede ayudar a las personas a descubrir un nuevo y más saludable capítulo de su vida que se convierte en su nueva normalidad.

  1. Perciben el divorcio como un fracaso

El estigma que rodea el divorcio a menudo hace que la gente lo vea como un fracaso.

Varios expertos no están de acuerdo. Es natural que las relaciones (y las personas) cambien con el tiempo. Y tanto las experiencias del matrimonio como el divorcio pueden ayudar a las personas a:

  • Crecer como personas y entender mejor sus necesidades individuales
  • Llevarse bien en el futuro
  • Ser mejores padres para sus hijos
  1. Tienen miedo de los argumentos que un divorcio podría traer

No todos los divorcios son como los que se muestran en programas de televisión o películas, donde los cónyuges están en constante conflicto.

De hecho, hoy en día más parejas de California persiguen el divorcio a través de la mediación o el divorcio colaborativo  que la corte. Estas opciones permiten a los cónyuges negociar los términos de su divorcio en un ambiente productivo y de bajo estrés. De esa manera, pueden evitar los conflictos mejor.

No hay duda de que el divorcio puede ser estresante, pero no tiene que ser aterrador, especialmente cuando es la mejor opción para las partes.