La separación de usted y su cónyuge ha creado un efecto dominó en la vida de sus hijos. Los dos han intentado permanecer nivelados durante el divorcio, pero a veces cuestiones surgen que requieren ayuda y asesoramiento de su abogado.

Una cosa que requiere ayuda es crear un plan de custodia  que aborda problemas comunes que puedan surgir. El plan de custodia de los hijos puede ser discutible entre ex cónyuges si el programa no toma en cuenta algunos de los problemas más comunes. Trate de incorporar planes detallados en cuestión de vacaciones y descansos cuando este creando su plan de custodia.

Rotación de horario festivo

Días de fiesta pueden ser estresantes, incluso antes de un divorcio. Por lo tanto, tener un horario de vacaciones confiable en su plan de custodia puede ayudar a aliviar algunas de las emociones dolorosas que pueden surgir durante estas épocas del año. A menudo es una buena idea tener en cuenta todas las vacaciones escolares, incluyendo los fines de semana de tres días, fiestas importantes, y la vacación del verano. Los padres deben decidir cómo dividir estas fechas y considerar intercambiar cada año para mantener las cosas justas.

Vacaciones de verano

El verano es una época de viajes, actividades al aire libre y diversión. Si quieres viajar con tus hijos durante esta pausa de escuela extendido, asegúrese incluir esto en el plan de custodia. Puede reclamar dos semanas que puede tomar de una vez (con aviso apropiado al otro padre) o una semana a la vez. En cualquier caso, escriba detalles en el plan.

Otras desviaciones

Los cumpleaños y días festivos como el día de la madre y día del padre, también deben estar en su plan de custodia. Los cumpleaños de los niños deben dividirse entre los padres o en rotación anualmente. Cada padre quizá deseara siempre estar con su hijo en su cumpleaños y días festivos específicos al padre, lo más probable es irán a la persona apropiada. Incluso si estas cosas parecen obvias, deben estar escritas en el plan de custodia para mantener las cosas claras.

Un plan de custodia sólido que incluye vacaciones y desviaciones puede ayudar a mantener la vida después del divorcio más amistoso entre los padres.