A medida que sigue aumentando la edad de las parejas que se casan en los Estados Unidos, más parejas que nunca están optando por acuerdos prenupciales. Estos documentos legales son especialmente importantes si usted es propietario de un negocio o ha acumulado activos significativos antes del matrimonio. Los acuerdos prenupciales también tienen sentido para aquellos que entran en un segundo matrimonio.

Si usted y su pareja están considerando un acuerdo prenupcial, estos son algunos de los factores que tienen que discutir:

Propiedad separada y comunitaria

California es un estado de propiedad de la comunidad, lo que significa que la mayoría de los bienes ganados por cualquiera de las personas durante el matrimonio pertenecen a ambos cónyuges. Aunque existen excepciones, sin un acuerdo prenupcial, su pareja recibirá la mitad de sus cuentas de jubilación, negocios, y otros bienes que adquiera durante el matrimonio. Un acuerdo prenupcial le permite a usted y a su cónyuge determinar una división justa de activos en lugar de dejar esta decisión en manos de los tribunales.

Discrepancia de ingresos

Si un cónyuge gana significativamente más dinero que el otro, un acuerdo prenupcial puede proporcionar manutención conyugal en caso de divorcio. Esto es especialmente importante cuando el cónyuge que gana menos ha contribuido de otras maneras, como criar a los niños, dirigir el hogar y apoyar la educación y carrera de la otra persona. La ley de California permite acuerdos sobre la manutención, siempre y cuando el juez considere los términos justos.

Deuda de préstamos estudiantiles

Cuando una o ambas personas anticipan deuda significativa de préstamos estudiantiles, tener un acuerdo prenupcial puede designar esta deuda como propiedad separada. Eso le impedirá hacerse responsable por parte de la deuda de su pareja en un divorcio (o viceversa).

Si ya está casado, pero usted y su cónyuge desean establecer este tipo de acuerdo, en su lugar puede crear un acuerdo postnupcial. Asegúrese de cumplir con las leyes de California para asegurarse de que su documento es válido. Por ejemplo, el estado no acepta disposiciones sobre custodia de niños y manutención de niños  en un acuerdo prenupcial o postnupcial..