La manutención conyugal es a menudo un tema que debe abordarse en un divorcio. Es más común en situaciones donde la pareja gana buen dinero y tiene una cierta calidad de vida durante su matrimonio. También puede recibir estos pagos incluso si durante el matrimonio usted y su ex cónyuge no tuvieron ingresos altos.

La Rama Judicial de California explica que  la manutención conyugal  es temporal o permanente. La manutención temporal le ayuda durante su divorcio, lo que significa que los pagos solo duran hasta que el juez haga la orden final del divorcio. Los pagos de apoyo permanentes ocurren después del divorcio, y un juez decide cuánto duran los pagos de manutención permanente.

Es hora de ser autosuficiente

El objetivo de la manutención conyugal es ayudar al cónyuge con ingresos más bajos a pagar los gastos regulares hasta que él o ella pueda pagarlos por su cuenta. Es común en situaciones en las que un cónyuge no trabajaba durante el matrimonio o si uno de los cónyuges gana mucho más que el otro.

A veces, la corte otorgará apoyo mientras usted asiste a la capacitación profesional u obtiene una educación para que pueda obtener un trabajo que le permita cuidar de sus propias necesidades. Si usted ya tiene capacitación o educación, el tribunal también puede otorgar apoyo hasta que encuentre empleo que cubra sus gastos y le proporcione una calidad de vida similar a la de durante su matrimonio.

Duración del matrimonio

En muchos casos, la duración de su matrimonio afectará la duración de los pagos de apoyo. La regla general es que los pagos de apoyo deben durar la mitad de la duración de su matrimonio para los matrimonios que duraron menos de 10 años. En situaciones donde su matrimonio duró 10 años o más, el juez puede decidir darle pagos de  manutención por vida que terminaran solo después de su muerte o la muerte de su ex cónyuge.

Abuso doméstico

La violencia doméstica también puede afectar el tiempo que continuará la manutención conyugal. Un juez puede determinar que un cónyuge que abusó del otro debe pagar apoyo conyugal más tiempo del que de otra manera habría ordenado.