Las decisiones financieras pueden ser muy estresantes para un matrimonio. Los cónyuges comúnmente discuten sobre el dinero y puede llevarlos a considerar un divorcio. Una vez que haya llegado a la conclusión de que el divorcio es el siguiente paso, es probable que considere qué proceso de divorcio le ahorrará  dinero.

Aquí hay tres maneras en que las finanzas pueden causar problemas a un matrimonio y potencialmente conducir al divorcio y maneras en que el Divorcio Colaborativo puede ayudarlo.

  1. Un cónyuge ahorra, el otro gasta

A menudo, cuando dos personas se casan, juran que “lo que es mío es tuyo”. En California, un estado de propiedad de la comunidad, los ahorros y deudas adquiridas durante el matrimonio pueden considerarse propiedad de la comunidad.

Aunque la combinación de activos no es intrínsecamente negativa, puede crear una cantidad significativa de tensión entre dos cónyuges con diferentes hábitos y objetivos financieros. El ejemplo más común de esto es si un cónyuge tiende a ahorrar dinero mientras que el otro tiende a gastar más. Cuando se trata de divorcio, esto puede ser un problema cuando la corte ordena a un cónyuge pagar los honorarios del abogado del otro cónyuge cuando una de las partes gana más dinero. Una manera de evitar los honorarios excesivos del abogado es usar el proceso de Divorcio Colaborativo donde cada uno tiene su propio abogado, entrenador de divorcio y un especialista financiero neutral para ayudarle a completar el divorcio. La ventaja en Divorcio Colaborativo es que su equipo de profesionales es capaz de comunicarse entre sí, así como con los clientes. Esto puede ayudarle a trabajar mejor juntos y evitar cartas largas entre abogados o litigación.

  1. Deuda excesiva

No hay duda que las finanzas pueden causar estrés. Y la deuda puede ser uno de los problemas financieros más estresantes para tratar. Según CNBC, la deuda total de los hogares en California y la nación ha aumentado significativamente en los últimos doce años.

El monto total de la deuda de los hogares a menudo incluye:

  • Deudas de préstamos estudiantiles
  • Deuda de tarjeta de crédito
  • Deuda hipotecaria
  • Préstamos para automóviles

Administrar la deuda es estresante, y por lo tanto puede poner una cantidad significativa de estrés en una relación también. En el Divorcio Colaborativo, el neutral financiero puede darles consejos a ambos sobre la mejor manera de administrar la deuda en el futuro.

  1. Los cónyuges ocultan problemas financieros

En algunos casos, las parejas con diferentes objetivos y hábitos financieros podrían enfrentarse a un problema más grande, la infidelidad financiera. Por ejemplo, algunos cónyuges podrían ocultar la deuda entre sí. Otros podrían ocultar grandes compras para evitar una discusión con un cónyuge que ahorra dinero.

Esto puede ser un tema significativo que no sólo afecta las finanzas de la pareja, sino también la confianza en su relación. Es por eso que comunicarse sobre las finanzas es uno de los pasos más importantes que las parejas pueden tomar. El beneficio de usar un especialista financiero en Divorcio Colaborativo es que está creando un único universo de activos y deudas en lugar de dos abogados que crean divulgaciones separadas y luego las compilan. Esto alivia parte de la fricción entre los cónyuges al finalizar la división de activos y deudas. El neutral financiero también está tratando de ayudar a ambos cónyuges a alejarse del divorcio con un plan financiero sólido. Es importante tener en cuenta que las cuestiones de dinero no desparecerán simplemente debido a un divorcio. En California, los cónyuges divorciados todavía deben dividir sus finanzas y sus deudas en su divorcio. Sin embargo, el uso de Divorcio Colaborativo puede ayudarle a ahorrar dinero en el proceso del divorcio, así como prepararlo a usted y a su cónyuge para el éxito financiero en el futuro.